Me estoy quedando perplejo con el folletín de las luchas cainitas interministeriales espoleadas por los medios conservadores y bitácoras autodenominadas liberales, más preocupadas en erosionar la imagen del gobierno socialista que en denunciar el fondo del asunto.

Para mí, lo importante de la supuesta polémica Bono-Moratinos es el dramático trasfondo que encierra la dialéctica. Y es que al Ministerio de Defensa no le gusta, lógicamente, que sus colegas de Exteriores le abran la senda. Y encima vociferen que el camino está expedito.

Al menos en lo que a la venta de armas se refiere.

Porque el desliz del departamento de Moratinos, como otros despropósitos del lenguaraz Bono, han puesto de manifiesto que España, pese a las promesas electorales de Zapatero, sigue inmersa en la perversa dinámica de la venta de armas entre estados.

Pese a todos los disfraces diplomáticos y economicistas con que se ha revestido la reciente venta de equipos militares a Venezuela, el anuncio realizado en Ghana por Moratinos ha revelado que España está interesada en este sucio negocio. Y lo peor es que los llamados críticos con el entorno monclovita niega la mayor y centran sus interesadas diatribas en lo superficial: una presunta crisis gubernamental que haga correr un tupido velo sobre una carrera armamentística a la que ya el ejecutivo de Aznar se sumó sin escrúpulos.

Al fin y al cabo, y por paradójico que parezca, puede que al gobierno de Zapatero le cueste menos reconocer una polémica que al fin y al cabo no tendrá repercusión electoral y entrar en el juego Moratinos vs. Bono, que dar explicaciones por el comercio de armas con failed states de ?frica.

Seguro que el embajador de EEUU no muestra tanto e hipócrita rechazo como el acaecido con ocasión de la visita de Bono a Caracas. Lo dicho: los árboles no nos dejan ver el bosque y todos tan contentos, a derechas e izquierdas.

¿A qué espera Llamazares para denunciar esto, con la misma vehemencia que exhibió en sus críticas a los vuelos secretos de la CIA y sus escalas en territorio español ?

Anuncios