Podría ser un lema para la disparatada campaña electoral catalana, pero no. El discurso de Lathi va por la consecución de una “política energética común”. Realmente, no sé qué significa esto.

Es más, los hechos demuestran que los dicursos son, desde antes de su propia confección, papel mojado. A no ser que por común entendamos, concentrada y nacional, que también puede ser.

Probablemente, los esfuerzos deberían dirigirse al punto de partida. La meta está llena de especulación. 

Anuncios