Se han gastado la pasta en videojuegos, en chaquetas de cuero, en chalecos de marca y en un chocolate extrafino. Es la peculiar forma que tiene la opositora Acción Democrática Cubana de contribuir al establecimiento de la democracia en su añorada Cuba.

Parece del todo lógico preguntarse si tan respetables acciones se inscriben también dentro del ideal democrático neocon.

Anuncios