“Se me ocure que quizá haya sido logrado el objetivo marcado por la invasión de Irak. Esto es: medio destruir un país y crear el caos. Un país en medio del casos no es un país fuerte; está fuera de juego. Esto podría explicar las recientes declaraciones del primer ministro israelí (en su reciente encuentro con Bush) en el sentido de que la guerra de Irak ha contruibuido positivamente a la seguridad de Israel”, Charles Reese en Anti-War.

“Be big, be long or be back” , este es el trilema que pende sobre el futuro de las tropas americanas en Irak. Cada opción tiene sus partidarios. Aunque se me ocurre que la mejor solución pasaría por to be formless.

Anuncios