La IDF confiesa que sí empleó bombas de racimo contra bloques de viviendas durante la guerra en territorio libanés del pasado verano.

Por cierto, mientras los intentos de balcanización de Oriente Medio se acentúan, con las indisimulables críticas al restablecimiento de relaciones entre Siria e Irak -con la participación de Irán aún por definir-, me pregunto por una posible pérdida de peso y presencia de Al Qaeda en el entramado e imaginario de la Resistencia.

Anuncios