Y en efecto los malos augurios se cumplen. España se rompe.

Anuncios