Las inmobiliarias haciéndose con las eléctricas; la vivienda subiendo por encima del 14%, también este año, en los municipios de menos de 15.000 habitantes, es decir, en la España que resta por urbanizar; cantos liberales exigiendo el fin de un marco regulatorio para la energía al rebufo de las crisis episódicas en el Este; y, por supuesto, cash, mucho cash, en A o en B, para que las ventas de vehículos que cuestan más de 60.000 euros hayan aumentado el 30% en 2006.

Y mientras, suena Supertramp: Crisis, what crisis?

Anuncios