Cuando me miré al espejo, vi mi rostro envejecido. Habremos de aguantar tempestades. Y plagas. Y cadenas. Pero hoy es un buen día para vomitar. ¿Quieres lavarte tu estómago? Aquí tienes una pastilla. Qué viejo, qué rancio y qué antiguo todo. Qué crisis esta.

Anuncios