“El sultanato puede utilizar a un hombre como tú. Eres un bricoleur, Chong. Puedes apañártelas. Puedes aprovechar. Eso es el bricolage…, usar los recortes para hacer algo que merezca la pena. Brunei es ahora demasiado pobre para empezar con planes nuevos. No tenemos nada más que la basura que Occidente nos hizo comprar, botellas de Coca Cola y garajes para dos coches. Y ahora tenemos que vivir entre los desechos, y convertirlos en una comunidad. Es un trabajo duro, el bricolage. Hace falta un tipo especial de hombre, un ojo especial, para que las ruinas florezcan”.

Días verdes en Brunei. Bruce Sterling.

Anuncios