EScolarización perpetua; interdependencia amenazada

¿Qué efecto ha tenido la escolarización más o menos reglada en la estructura mental de los niños? La “socialización” de la escuela ¿ha cambiado la “plasticidad” del cerebro? ¿Somos “eternos niños” como resultado de la acumulación desordenada de conocimientos dispersos que tratamos de asimilar a través de internet? ¿Qué grado de aplicabilidad tienen esos conocimientos? ¿Hasta qué punto esos conocimientos son la “guía” de nuestro comportamiento? ¿Habremos perdido la “independencia” para siempre con el reinado y la ubicuidad de internet? O lo que es peor: ¿Habremos dejado de ser “adultos”  inter-dependientes?

Más aquí.

Consuelo y arenga

“He pensado mucho en vosotras desde que comenzó la operación y más desde que se tomó la decisión de una incursión terrestre. Esta mañana, puedo miraros a cada una de vosotras a los ojos y deciros que el Gobierno lo hizo todo antes de decidir lanzar una operación”. El cadáver político Ehud Olmert consuela a las madres, mientras sus hijos se lanzan a la carnicería de Gaza.

A mí me recurda a otra arenga legendaria. El “míreme a los ojos; le estoy diciendo la verdad; hay armas de destrucción masiva en Irak”.

Hamas en red

“Hamas’s leadership is decentralised between the Gaza Strip, the West Bank, the Israeli jails and the leadership outside of Palestine. This kind of power of decentralisation of Hamas makes the whole movement stronger in terms of not caging the leadership in one single area, and because of this they keep producing leaders from the third and second rankings to the highest echelons of the movement”.

“Everybody knows that Hamas is well-entrenched now in the Gaza Strip because they have a network of tunnels – they hide very well. And maybe even they hope that at one point this Israeli land invasion takes place so that they can deal the Israeli army some strong defensive attacks”.

“I can’t imagine any way of finishing (Hamas) in the Gaza Strip. Even if it was finished, what we’d end up with is a more radical Palestinian organisation, an al-Qaeda-like organisation coming out of the rubble of Hamas’s destruction”.

Leído en Al Jazeera.

Los demócratas

Yet in July 2008, there stood Pelosi and Reid, leading their caucuses as they stamped their imprimatur of approval on Bush’s spying programs. The so-called FISA Amendments Act of 2008 passed with virtually unanimous GOP and substantial Democratic support, including the entire top level of the House Democratic leadership. It legalized vast new categories of warrantless eavesdropping and endowed telecoms with full immunity for prior surveillance lawbreaking. Most important, it ensured a permanent and harmless end to what appeared to be the devastating scandal that exploded in 2005 when the New York Times revealed to the country that the Bush administration was spying on Americans illegally, without warrants of any kind.

Move on

En Facebook, proclamaba mi deseo de que BO se pronunciara sobre Gaza. No digo Somalia, digo Gaza (300 muertos).

En TNR he encontrado este artículo sobre los “silencios” de BO. Cada vez está más claro que el frente internacional será, no ya prioritario, sino perentorio, aunque sea continuar la línea de la larga mano de América.

Veremos la capacidad “multilateralista” del tánde BO-HC.

Despachos económicos desde Borbonilandia

1)-FCC, de la amiga Esther Koplowitz, desembarca en Rusia, país democrático donde los haya, para de la mano de la oficial Gazprom ponerse hasta los ojos de asfalto y, si se precia, ganar unos eurillos.

2)-Por su parte, OHL, del amigo Villar Mir, el ‘big stick’ de Magdalena Álvarez (vídere casos AVE Barna y minas de cuarzo en Galicia) y eterno presidenciable del Nacionalmadridismo,  sigue su expansión por Eurasia y penetra en Azerbayán (donde, por supuesto, las garantías democráticas se respetan escrupulosamente, existe la libertad de expresión y el pueblo mana en petrodólares o, mejor dicho, petroeuros), con un contratillo de 180 millones de euros, una minucia.

¿Deberemos esperar que nuestro Borbón reprenda alguna vez al sucesor de Putin tras el 2 de diciembre o al ínclito Aliyev -ambos dos figuras destacadas por su talante democrático- con su famoso top single en próximas cumbres y cónclaves en que nuestro jefe de estado nos represente y siempre y cuando nuestras queridas empresas -generadoras de riqueza y empleo allí donde ponen sus pies, bastaría más- se vean amenazadas por la ciclotimia de los representantes caucásicos?

El Parlamento se repite

He aprovechado el brunch de hoy para entretenerme escuchando una sesión de control parlamentario al gobierno andaluz. Ha sido una comida frugal, así que no se me repetirá. No tanto como esos temas añejos y recurrentes que de tanto en cuanto, sobre todo cuando los ciclos legislativos se cierran, vuelven a la tribuna. Aunque no se hace falta, claro, que se termine un periodo. Basta un dato oficial para que se convierta en asunto de controversia en el lugar donde, dicen, reside nuestra soberanía. En fin, los políticos nos exigen constantes actos de fe, entre la mayor de las indiferencias ciudadanas.

Una locutora hacía un resumen del debate de hoy calificándolo de  “agrio”. Con lo que se despacha en la televisión de hoy, el nivel de acritud debería ser objetivo del mayor del relativismo. Y, a mi humilde parecer, los términos expuestos hoy en sede parlamentaria se queda en los talones de la ración diaria de afrentas que suministran vía intravenosa los sucesivos shows televisivos.

Tema uno: educación. Por una cuestión de higiene no voy a entrar a valorar los reproches que los partidos se han realizado en esta materia. Queda tanto por hacer y se enfoca este asunto de un modo tan miope y reglamentista que salgo despavorido de debates tan superficiales como el que hoy ha tenido lugar en el Parlamento de Andalucía. Y que conste, que tampoco me creo las conclusiones de foros y paneles de expertos que pontifican sobre educación. Este tema, definitivamente, necesita de un aggiornamento que no cuenta ni con voluntad política, ni económica ni dispone del suficiente impulso social.

Tema dos: empleo. Como siempre, uso a conveniencia de datos oficiales. También se pone de releieve la eterna diatriba entre los aspectos cuantitativos y cualitativos de la generación/eliminación de empleo. El presidente de la Junta, Manuel Chaves, asegura que en Andalucía se han creado 112.000 empleos en 2007. No especifica cuántos se perdieron, ni da cifras de 2006. Aprovecha, eso sí, para anunciar, en plena contención de la bonanza económica, 110.000 nuevos empleos para 2008. Realicemos un nuevo acto de fe.

La portavoz de IU, Concha Caballero, sugiere que el empleo femenino sigue siendo insuficiente y precario en Andalucía. Además, critica el índice de subcontratación que se da en la propia Administración andaluza. Chaves responde: la EPA dice que se crea empleo. De hecho, se genera más empleo que en Cataluña. (realmente no entiendo por qué Cataluña tiene que ser siempre un término de comparación) .

Tema 3: Libertad de expresión.  Actúa como proponente del debate la diputada y alcaldesa de Cádiz Teófila Martínez (PP). Aseura que la querrella presentada en su día por Manuel Chaves contra dos periodistas de El Mundo a raíz de un turbio asunto de espionaje a directores de las Cajas de Ahorro es un atentado contra la libertad de expresión. Por su parte, Chaves contesta que él y cualquier persona tiene derecho a defender su honor, recogido constitucionalmente en el artículo 18. Martínez replica: “Las instituciones son criticables. Pero no se pueden criticar las instituciones que usted dirige, señor Chaves”. “Usted quiere -añade- que en Andalucía haya un pensamiento único”. Además, la diputada popular nos ofrece una propuesta pintoresca cuando menos: la Casa del Periodista Refugiado. No sé si esta diputada sabe cómo está el trabajo de los periodistas en otros países del mundo. Sinceramente, sería una buena idea para otras latitudes, pero en Andalucía no creo necesario ese recurso. En definitiva, una boutade de las muchas  las que nos tiene acostumbrados la regidora gaditana. Por su parte, Chaves, muy torpe, reprende a Teófila que el PP tambén maniata a los medios, lo que supone un reconocimiento implícito de cierto tufillo de control por parte del ejecutivo que él preside.

Desnaturaliza, que algo queda

A principios de 2008, la consejera de Obras Públicas y Transporte de la Junta de Andalucía, Concha Gutiérrez, tendrá que abandonar su cargo. Lo hará en cumplimiento de la ley y buscando ocupar un sillón en la Carrera de San Jerónimo a partir del 9 de marzo. Quién sabe, si por la demiúrgico cuestión de las cuotas, resulta catapultada a algún puesto de responsabilidad en el Gobierno si el PSOE resulta vencedor en las Legislativas. Pero no entremos en el terreno de las hipótesis y centrémonos en la realidad para analizar cómo el departamento de Gutiérrez se ha hartado de nadar durante una legislatura y media para terminar ahogándose en la orilla.

Vayamos, pues, en los hechos empíricos, con independencia de que también son objeto de hermenéutica. Pero mi interpretación es la siguiente: la Administración autonómica, con competencias bien definidas sobre la ordenación del territorio, se ha chocado con la fuerza del mercado y ha perdido la afrenta por la vía de las flexibilización, es decir, de la desnaturalización de los principios rectores. Me explico: el diseño del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía, el famoso y vilipendiado POTA, ya representaba, a todas luces, un asidero para todos aquellos que vieron en la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía, la menos conocida , pero no por ello menos atacada LOUA, el epítome del intervencionismo y la mayor amenaza a su jugoso rancho de plusvalías y dinero rápido.

Incluyan ustedes en el bando de los que se pusieron alerta a los ayuntamientos, pues de sobra es conocido el poco escrupuloso empleo de suelos de titularidad municipal como vía de financiación, con la excusa perfecta de que necesitaban dinero  para afrontar una cartera de servicios y competencias cada vez mayor. Pura mentira, diáfano convencionalismo que ha llegado al ciudadano, pues de lo que se trataba era de engrosar la ristra de empleados municipales por la vía de la libre designación, la suprema confianza, las adhesiones inquebrantables y el partidismo barato. Vendo suelo ­de todos­ para financiar a unos pocos, los míos, mis leales…¿Qué han hecho durante tanto tiempo el Ministerio Fiscal, las cámaras de cuentas, las subdelegaciones del Gobierno y las administraciones autonómicas? Casi nada. Todo fue un déja vu, cuyas consecuencias están a la orden del día, porque las arcas municipales siguen teniendo un estado paupérrimo y porque, de camino, se han cargado el entorno. Un disparate total.

Pero la LOUA también fue un mazazo para los promotores. Y, por supuesto, para los especuladores. Todavía quedaba mercado, pero los límites legales definidos en la nueva reglamentación achicaba el campo de actuación. Los agentes que comían del maná del urbanismo han tenido cinco años -¡todo un lustro!- para buscar soluciones, diversificar, legalizarse o, simplemente  terminar promociones. El dinero rápido y el potencial económico del ladrillo forjó, empero, alianzas inquebrantables con otro resultado de sobra conocido: el 93% de los municipios, en enero de 2007, cuando terminaba el plazo de la administración, no tenían adaptado sus ordenamientos urbanísticos a la LOUA.

Hasta que vino la Junta con el asidero del POTA. Los promotores lo tienen recurrido en el TSJA, tal vez porque es un plan que pone coto  a la construcción indiscriminada, pero sotto voce deberán convenir en que, tal y como está el mercado, el nuevo plan del territorio les brinda ingentes bolsas de suelo para construir, aunque sea viviendas protegidas, que, por cierto, son las que van a tener salida en el mercado. Miel sobre hojuelas para los empresarios, por mucho que arremetan contra el endiablado POTA. Un auténtico alivio que desnaturaliza, por la vía factual , la LOUA. De manera que suelo que entre en el POTA, suelo que no computa en el PGOU y vámonos que nos vamos que estamos de feria. Bonito, ¿verdad?

Y que la fiesta no pare: brindis para los constructores, vaso medio lleno para los pobres ayuntamientos. Basta con entonar el canto del municipalismo y el top music del Estatuto para que los consistorios reivindiquen otro paso más en la flexibilización del POTA, lo que viene  a ser una ultramodulación de la LOUA. La excusa: otra vez las VPO y los suelos industriales ­realmente los dos pilares que van a tener demanda en el mercado-, para que “no se lastre el crecimiento de los municipios pequeños, en especial los de menos de 10.000 habitantes”, dicen los ayuntamientos. Traducción: para que, una vez que se han cobrado tasas y compensaciones urbanísticas a los promotores, éstos últimos no las reivindiquen a los Consistorios por la vía del incumplimiento contractual. Siempre será más fácil modificar un convenio que suprimirlo de raíz, máxime cuando se ha cobrado por adelantado y toca devolver el parné.

En este escenario nos encontramos, con un atrezzo y unos personajes que cambian en medio de la función, con errores de raccord, con inversión de papeles, con una línea argumental que se rompe y con una obra muy distinta a aquella que el espectador quería ver y para la que ha pagado su entrada. Y, encima, nadie le ofrece una explicación porque el acomodador no tiene ni idea.

¿Cómo se atreve Zarrías a hablar de que el POTA no se ha desnaturalizado? Se va la consejera a Madrid, pero lo hace como esos globos de metano que se van propulsados al cielo para acabar deshinchándose con el tiempo y conforme se escapa el gas. Desgraciadamente, no ha sido capaz de cerrar el círculo del urbanismo. Será, una vez más, el mercado el que ponga cada uno a su sitio. Pero, para esto lodos, holgaba cualquier intento de regularización.